El incendio forestal de Garafía afectó a 22 hectáreas del sector agrario de la zona

El incendio forestal de Garafía afectó a 22 hectáreas del sector agrario de la zona

La Consejería de Agricultura, Ganadería y Pesca del Cabildo concluye la evaluación de las zonas agrícolas afectadas.

La Consejería de Agricultura, Ganadería y Pesca del Cabildo de La Palma ha concluido la evaluación de los daños causados en las zonas agrícolas por el incendio forestal que se declaró en el municipio de Garafía el pasado 21 de agosto. El informe final estima que la superficie agraria útil afectada por el incendio gira en torno a las 22,4 hectáreas.

El vicepresidente y consejero responsable del área, José Adrián Hernández, muestra su preocupación ante los cultivos perjudicados por el incendio forestal, que afectó a 1.200 hectáreas del municipio. Tras la visita a algunas de las zonas damnificadas, junto con la consejera regional de Agricultura, Alicia Vanoostende, y el alcalde Yeray Rodríguez, se han evaluado los daños provocados por el incendio forestal en las diferentes explotaciones agrícolas y ganaderas.

El cultivo que se ha visto más afectado ha sido el del almendro, con una superficie dañada de 4,4 hectáreas, por desecación de hoja en un 100 %. La viña fue otro de los cultivos que más sufrió las consecuencias del incendio, viéndose dañadas 2,7 hectáreas, con afección de desecación de hoja de entre un 20 % y un 100 %.

José Adrían Hernández recuerda que, en el caso de la viña, esta ha demostrado que, al igual que en incendios anteriores, tiene una fuerte capacidad para ejercer de barrera frente a la expansión del incendio por las características que presenta.

Otro de los cultivos más dañados por el incendio fue el de aguacate, con varias explotaciones de las zonas de Lomada Grande, Briesta y El Colmenero afectadas. La superficie perjudicada fue de 1,7 hectáreas, con una afección de entre el 90 y el 100 %. El castaño también registró daños en la cosecha del cien por cien, con un ámbito de afección de 1,3 hectáreas, seguido por el cultivo de la protea, donde se detectaron dos parcelas con daños, únicas en la zona de influencia del incendio.

Además de estos, se han visto afectados por el incendio otros frutales, como una explotación de limones en la zona de Llanos Negro, con una superficie afectada de 0,7 hectáreas; la higuera, con 0,6 hectáreas, y el manzano, con 0,3 hectáreas. En la zona de Buracas también se detectó una pequeña explotación de mango que registró daños del 50 por ciento del cultivo y que afectó a 0,1 hectáreas del terreno.

En relación al subsector ganadero, no se han producido daños directos de importancia en cabaña ganadera, aunque se han visto afectadas las instalaciones de dos explotaciones de vacuno y cuatro colmenas. Además, se ha detectado daño en el 100% de forraje y pasto de las parcelas localizadas en la zona de afección del incendio, con una estimación de 9,4 hectáreas de cultivos forrajeros, fundamentalmente tagasaste. Pastizales y superficie forestal de arbustos de aprovechamiento ganadero también han resultado dañados.

El vicepresidente manifiesta que con los datos recabados se procede a enviar la información a la Consejería de Agricultura, Ganadería y Pesca del Gobierno de Canarias para evaluar conjuntamente estos daños y estudiar las posibles ayudas que puedan darse a quienes han visto sus explotaciones afectadas.

“Entendemos que se trata de un revés para el sector primario de nuestra isla que ya se enfrenta a una importante sequía y que, ahora también, se ha visto afectada por este incendio. Desde el primer momento nos hemos preocupado por conocer la zona dañada y trabajaremos con las administraciones pertinentes para intentar paliar las pérdidas producidas”, señala.

Ir al contenido