Recomendaciones para el aguacate después de los daños causados por el temporal reciente:

1.- Mantener una humedad adecuada en el suelo hasta una profundidad de 40 cm., mojando una superficie de aproximadamente la mitad de la superficie que sombrea la copa del árbol.  No mojar el tronco en árboles adultos.

2.- Quitar parte de la flor por la zona más dañada por el viento. Poda de parte de ramas.

3.- Blanquear troncos y ramas, incluso frutos, por la cara sur para evitar quemaduras de sol. Productos a base de cal, como cal apagada, carbonato cálcico y caolín son productos adecuados para ello.

4.- Aplicar, moderadamente, abonos estimulantes de la vegetación a base de aminoácidos o productos similares, tanto por el suelo como por las hojas.

Para más información, acuda a su Agencia de Extensión Agraria  o a su departamento técnico.