El Cabildo refuerza el servicio del Matadero Insular para mejorar la atención a los ganaderos

El Cabildo de La Palma ha tomado medidas para corregir las deficiencias que existían en el Matadero Insular en materia de personal con la finalidad de mejorar el servicio que presta al sector ganadero insular. Así lo ha reiterado el vicepresidente insular y consejero de Agricultura, Ganadería y Pesca, José Adrián Hernández Montoya, tras haber hecho público nuevamente un escrito en el que se cuestiona la labor del Matadero por parte de asociaciones ganaderas de la Isla.

Hernández Montoya ha subrayado que la realidad es que por parte de la Consejería de Agricultura se han tomado medidas para corregir la situación y desde el pasado16 de noviembre y hasta el 31 de enero se han contratado a cuatro personas para reforzar la campaña de Navidad, en la que siempre se produce un incremento del faenado.

Además, tal y como ya se informó en su momento, se va a incrementar la plantilla del Matadero Insular con dos nuevos matarifes, pasando de los nueve que existen en la actualidad a once. Un incremento que se ha aprobado en la mesa de negociación con los sindicatos y que se ha aprobado en Consejo de Gobierno del Cabildo de La Palma, “para dar un mejor servicio a los ganaderos de la isla”.

El vicepresidente señaló que el Matadero Insular no anula o pospone las citas para sacrificar animales en un plazo inferior a 24 horas de manera reiterada, tal y como han indicado en el comunicado de prensa. Esta circunstancia únicamente ocurrió un día en que el Ayuntamiento de El Paso avisó al Matadero que de forma urgente que tenían que realizar un corte de agua por una avería en la red que afectaba a estas instalaciones del Cabildo.

Asimismo, cabe destacar que el Matadero tiene una programación y unos cupos determinados para la organización del trabajo. Si un ganadero avisa para entrar animales, se procura que lo hagan esa misma semana y, como mucho, se pospone a la siguiente, por lo que no existe perjuicio de crecimiento, tal y como también se cuestionaba en el comunicado.

Cabe destacar que el Matadero Insular busca siempre garantizar el bienestar animal, como una premisa fundamental en su trabajo. En los casos que no se pudo faenarlos animales el mismo día del estabulado, posponiéndose hasta el día siguiente, se suministró a los mismos, agua, cama y comida, al tiempo que se separaron enotros corrales para evitar peleas entre ellos, especialmente en el ganado caprino adulto. En los corrales no se han colocado más de 5 caprinos adultos, espacio suficiente para cumplir en materia de bienestar animal.

En cuanto al manejo de órganos, el Matadero Insular realiza con especial cuidado esta tarea, siempre con el objetivo de ofrecer un producto de calidad y con garantías sanitarias. Un criterio que también se sigue en el faenado del cuajar, donde es cierto que se ha producido un problema con el precinto de una explotación, para lo que ya se han tomado medidas para que no vuelva a ocurrir.

José Adrián Hernández Montoya asegura que el Cabildo ha adoptado medidas para mejorar el servicio que presta el Matadero con el objetivo de cooperar con la ganadería palmera, subsector estratégico para la Isla y que respalda de una forma decidida. Al tiempo que valora el trabajo que desarrolla el personal del Matadero Insular. Asimismo, ha querido dejar claro que en estas instalaciones del Cabildo de La Palma se respeta en todo momento el bienestar de los animales, como una norma fundamental en su funcionamiento.