Agricultura coopera con la Asociación de Caficultores de La Palma para la producción de café en la isla

El pleno aprobó una subvención de 34.229,34 euros para que esta entidad adquiera una tostadora, un molinillo y medidores de humedad del grano

El pleno del Cabildo de La Palma ha aprobado la concesión de una subvención de la Consejería de Agricultura, Ganadería y Pesca a la Asociación de Caficultores de la isla de La Palma (Acilpa) para la adquisición de una tostadora, un molinillo y medidores de humedad del grano por valor de 34.229,34 euros. Se trata de la maquinaria necesaria para el proceso del beneficiado del café, es decir, la obtención del grano de café para consumo.

El vicepresidente del Cabildo y consejero de Agricultura, Ganadería y Pesca, José Adrián Hernández Montoya, ha destacado que el cultivo del café en la isla está en auge y se está potenciando su recuperación y cultivo. Esta apuesta por promover el cultivo del café está en sintonía con la labor de la Corporación en el fomento y la promoción de los productos agrarios y agroindustriales de La Palma, a la vez que su apoyo favorece la diversidad de los cultivos en las medianías de la isla, el asociacionismo entre los agricultores y se contribuye a evitar el abandono de las zonas rurales.

En esta línea se encuentra el proyecto de revalorización del cultivo del café. El desarrollo de este programa contribuye a diversificar la agricultura insular, teniendo en cuenta la presencia en La Palma de variedades antiguas de café, probablemente de la variedad típica. Asimismo, la isla cuenta con el clima adecuado para su cultivo, en un contexto en el que cada vez existe una mayor demanda en el mercado de cafés especiales y exóticos.

Por otra parte, hay que destacar que a través de este cultivo se ha fomentado el asociacionismo agrario entre los productores de café, como una forma de lograr una economía de escala y la reducción de costes. En la actualidad, Acilpa cuenta con más de una veintena de asociados, todos ellos con plantación de café, distribuidos en diferentes municipios de la isla, con unas 3.000 plantas y una superficie superior a los 11.000 metros cuadrados.

La primera cosecha, tras la constitución de la asociación, se prevé para principios del próximo año 2021, para lo que es necesario que los productores dispongan de la maquinaria necesaria para el beneficiado del café. El Cabildo de La Palma ya había concedido a esta entidad una subvención para la adquisición de parte de la maquinaria necesaria para parte de este proceso (una trilladora y despulpadora de café), si bien no es suficiente para concluir el proceso para obtener el producto de consumo.

De ahí que esta nueva aportación de la Consejería de Agricultura permita a los productores de café de La Palma contar con la maquinaria necesaria para completar el proceso, mediante los medidores de humedad del grano; la tostadora de café y el molinillo para obtener el grano molido.

Un cultivo con historia en la isla

Cabe destacar que el cultivo del café no es nuevo en La Palma. Existen referencias escritas de su plantación desde al menos mediados del Siglo XIX. De hecho, este producto fue uno de los que la Sociedad Económica de Amigos del País de La Palma envió a la Exposición Universal de París en 1867.

También existe constancia de que en 1977 hubo un intento de fomentar el cultivo del café para el autoabastecimiento en el Archipiélago. Mientras tanto, el café se ha ido cultivando en la isla para autoconsumo y la elaboración de licor de café.

La mayoría de las plantas de café existentes en La Palma han sido traídas por emigrantes retornados, primero de Cuba y luego de Venezuela, y ocupan, de forma aislada, algunos bordes de parcelas.

Ir al contenido