Crece la comercialización interior y exterior de frutas y hortalizas del Archipiélago

El consejero de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas del Gobierno de Canarias, Narvay Quintero, señaló hoy en el Parlamento que la comercialización de frutas y hortalizas en el mercado interior y la destinada a otros mercados exteriores se ha incrementado en los últimos años, según los indicadores que miden la eficacia del programa POSEI, y destacó el gran potencial de crecimiento de este subsector.

En concreto, en el caso del mercado interior, se ha pasado de comercializar un total de 89.542 toneladas en 2005 a las 118.967,4 de 2015, una cifra que no ha ido creciendo de forma sostenida en los últimos diez años. El mercado exterior ha crecido menos y de las 24.707,3 toneladas de 2005 se ha pasado a las 29.246,4 de la campaña 2015. “En ambos casos, se han superado con creces los objetivos marcados por el programa POSEI cuya última modificación que realizamos iba dirigida a potenciar precisamente el crecimiento de este subsector”, indicó Quintero.

Según el informe de evaluación anual de ese programa, al mismo tiempo que en la última campaña se producía un pequeño retroceso de la venta exterior respecto a la campaña anterior, el mercado local ha experimentado un incremento muy considerable desde la campaña de 2014, relacionado con un aumento en la capacidad de consumo. Papaya, mango y granada han roto la tónica registrada hasta ahora, incrementándose de manera importante el producto que se vende fuera.

A falta del cierre de los datos referidos al año 2016, el cultivo de hortalizas ocupaba en 2015 un total de 6.280 hectáreas, “lo que significa que se están recuperando cifras anteriores a 2011, año en que comenzó el descenso en la superficie cultivada para estas producciones”.

“Solo en Tenerife la superficie destinada a hortalizas ha pasado de 700 a 1.600 hectáreas de 2008 a 2016”, remarcó el consejero.

Por su parte, los frutales, sin contar con olivar y otros cultivos leñosos, ocupan una superficie total de cultivo de 14.248 hectáreas, de las que 1.450 corresponden a cítricos y el resto a otros frutales. La superficie cultivada se ha mantenido más estable en los últimos años con fluctuaciones que apenas varían en unas 200 hectáreas.

Gran Canaria y Tenerife son las islas que más superficie destinan al cultivo de hortalizas y también de frutas. En relación a esta última categoría se suma también la isla de La Palma, fundamentalmente por la importancia que tiene en ella el cultivo del plátano.

La evolución de los datos de superficie, producción y venta coinciden y ponen de manifiesto que este subsector en Canarias está vivo y evoluciona según las exigencias del mercado, avanzando hacia un abandono selectivo de actividades de menor productividad, y hacia el aumento de la eficiencia vía capitalización y progreso técnico en las actividades que se están realizando en la actualidad”, remarcó el responsable del departamento.

Los análisis realizados hasta ahora reflejan que cada vez son más los agricultores de Canarias que miran al mercado local, que ha habido una reorientación tras la crisis de algunos cultivos, sobre todo el tomate o la papa, y que cada vez producimos más y de manera más eficiente.

Quintero se refirió también a los resultados de la medida I de apoyo a la producción vegetal, la cual “ha contribuido de forma considerable al mantenimiento del nivel de asociacionismo dentro del sector, un factor de gran importancia para ser más competitivos y poder llegar a un mayor número de mercados”.

Según las estimaciones de la Consejería, los agricultores que se beneficiaron directamente de esta línea de ayuda fueron en 2015 un total de 2.440, que supusieron 167 solicitudes, de las que 62 correspondieron a agricultores agrupados y el resto a agricultores individuales.

Respecto a la campaña de 2014 en frutas y hortalizas se ha registrado un pequeño aumento de las cantidades producidas de forma general y las 118,967,5 toneladas de producto comercializado han supuesto un importe de 14.317.162 euros.

En la actualidad, tenemos disponibles en el Archipiélago más de 90.000 hectáreas para poner en producción, con lo que aún tenemos margen de crecimiento, y esta semana hemos sabido que más de 300 jóvenes han solicitado la ayuda del PDR para abrir una empresa agrícola o ganadera, triplicando así las solicitudes registradas en los últimos cuatro años en una sola convocatoria.

Durante su intervención el responsable del área aludió también al nuevo Programa de Desarrollo Rural, aprobado en julio de 2015, plan que no subvenciona cultivos específicos sino líneas de actuación pero que puede ayudar a lograr una mayor profesionalización y un rejuvenecimiento del sector en general, y del hortofrutícola en particular. Entre ellas, se encuentran las subvenciones más demandadas por el sector como son modernización, primera instalación, y las de transformación y comercialización.

Otras actuaciones

El Gobierno de Canarias y la Consejería ha puesto en marcha desde sus diferentes departamentos otra serie de medidas para propiciar un incremento las producciones hortofrutícolas. “Por ejemplo, una de las decisiones que esperamos revierta en el aumento de la producción local, sobre todo hortofrutícola, son las directrices del Ejecutivo canario para primar en puntuación el producto local en todos aquellos concursos agroalimentarios que convoque el Ejecutivo autonómico”, apuntó Quintero.

“Estamos hablando de una partida de 6,3 millones de euros en la Consejería de Sanidad para las comidas que necesitan los nueve hospitales que forman parte de la red sanitaria de las Islas, a los que hay que sumar los centros sociosanitarios. Y de 69.000 alumnos que utilizan los comedores escolares de los centros educativos del Archipiélago. Se trata de dos áreas clave para fortalecer la distribución de los productos de proximidad ante un mercado potencial que incrementaría y fortalecía significativamente el autoabastecimiento”, explicó el consejero.

Además, esta semana el Gobierno regional presentaba una nueva edición del Plan de Frutas y Hortalizas para las escuelas, un programa que, además de educar en salud, sirve para concienciar de la importancia que tiene el consumo de producto local y los beneficios que esto reporta. “Este año hemos aumentado en más de 40 los colegios a los que repartimos frutas frescas de temporada hasta alcanzar los 210”, añadió.

Junto a ello, la Consejería está analizando con el subsector cómo pueden generar sinergias entre todos los cultivos de exportación para llegar a más mercados, apoyando su participación en ferias con la colaboración de la Consejería de Economía, a través de Proexca.

Precisamente, el mes pasado acudían por primera vez a la Fruit Logistic de Berlín productores de frutas tropicales y hierbas aromáticas, subproductos en los que se está observando una gran capacidad para abrirse camino en la agricultura de exportación.

“Junto al mercado interior, tenemos que consolidar los mercados tradicionales, fundamentalmente los europeos; mantener y aumentar la cartera de clientes y proveedores; y presentar la oferta exportable canaria de alta calidad sin perder de vista cómo están evolucionando las tendencias de compra”, dijo Quintero.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies