Procesos patológicos en el ganado caprino canario (II)

Este artículo fue publicado en el Revista Palca nº39Ver revista completa 

NEUMONÍAS

La neumonía quizás sea una de las principales causas de mortalidad de las explotaciones de ganado caprino en Canarias, tanto en animales adultos como en la recría. Esta patología puede estar originada por distintos agentes: bacterianos, víricos, parasitarios, etc., incluso, ser la consecuencia de otra causa primaria como, por ejemplo, un absceso pulmonar por linfadenitis caseosa. Sin embargo, las más frecuentes que podemos encontrar en nuestras islas son:

1. Neumonías por micoplasmas no específicos.
Mycoplasma mycoides subsp. capri (antiguo Mycoplasma mycoides subsp. mycoides Large Colony) fue considerado durante muchos años como el agente causal de la Pleuroneumonía Contagiosa Caprina (PNCC) (no detectado aún en Canarias), sin embargo, las lesiones pleuroneumónicas que produce difieren claramente de las generadas por la forma clásica de esta enfermedad. La neumonía ocasionada por este patógeno origina grandes pérdidas económicas en la explotación. Otros micoplasmas también podrían causar neumonías, pero sería, sobre todo, en animales jóvenes.
Si bien la clínica de la enfermedad pudiera confundirse con la PNCC: fiebre alta, anorexia, disnea y tos, los síntomas son menos graves. Habitualmente, los cuadros clínicos causados por micoplasmas suelen acompañarse de otros síntomas como poliartritis, mastitis, conjuntivitis y queratitis.
Hay que destacar que existe un proceso denominado neumonía enzoótica, descrito como una patología con lesiones pulmonares típicas y ligado a la presencia de varios micoplasmas del grupo M. mycoides, incluso, asociados a otras bacterias como Pasteurella spp. o Mannhemia spp. Esta patología suele manifestarse secundariamente a la aparición de agentes víricos primarios, estrés, uso de corticoides, etc.

2. Pasteurelosis.
Esta enfermedad es causada por la bacteria Pasteurella multocida, si bien siempre está asociada a la Mannheimia haemolytica. Ambas residen en las vías respiratorias superiores de cabras normales, pero una infección vírica o un estrés pueden convertirlas en un patógeno primario y causar severas bronconeumonías. La sintomatología viene determinada por: descarga nasal y ocular mucopurulenta, disnea y tos (productiva y dolorosa), letargia, anorexia y fiebre alta.

Para el correcto diagnóstico también son necesarios cultivos de aspirados traqueales o necropsia de animales que confirmen el patrón habitual de la enfermedad. En el tratamiento de las neumonías del ganado caprino se puede recurrir a antibioterapia, incluso, a antibiogramas en caso de ser necesarios. Un adecuado manejo como: mantener una correcta ventilación, disminuir la humedad, aislar los animales nuevos al menos dos semanas antes de introducirlos con el resto del rebaño, dar calostro a los recién nacidos y aplicar un buen programa vacunal, sería un efectivo protocolo de profilaxis para prevenir tanto los micoplasmas como la pasteurelosis.

3. Otras neumonías.
Tal como se indicó en el apartado principal, las neumonías pueden estar provocadas por otros agentes causales, si bien es cierto que son de menor relevancia en cuanto a su frecuencia de aparición en Canarias, es conveniente tenerlas siempre en cuenta:
• Neumonías fúngicas: debemos considerar que el ganado caprino suele verse afectado por varios hongos, como la aspergilosis o la criptococosis. Esta última cursa en forma de cuadros pulmonares graves. Habitualmente, aparecen estos procesos, fruto de una inmunosupresión del animal.

• Neumonías parasitarias: los parásitos causantes de este tipo de procesos son varios a lo largo del mundo, aunque en Canarias los más frecuentes son: Dictyocaulus filaria o protostrongílidos y Muellerius capillaris. Si bien es cierto que pueden provocar tos, disnea, adelgazamiento y bronquitis, entre otros síntomas, es sobre todo el primero de ellos el más patógeno, pero a su vez el menos habitual.
• Neumonías por inhalación o aspiración: como su propio nombre indica, este tipo de procesos suelen estar causados por: inhalación o aspiración de comida o saliva debido a una malformación o defecto anatómico del animal y a la mala aplicación de algún medicamento.

En general, para evitar la aparición de neumonías se han tener en cuenta una serie de recomendaciones, siempre todas ellas aconsejadas y supervisadas por el veterinario de la explotación.
En primer lugar, tratar de ofrecer a los animales un ambiente adecuado con una temperatura entre10 y18 °C, humedad relativa óptima (60-80%), ventilación que garantice una renovación del aire como mínimo dos veces al día, luminosidad conveniente, camas secas y densidad de animales idónea (2 – 2,4 m2 de establo por cabra). Por otro lado, las instalaciones deben ser las apropiadas, que garanticen una protección a los animales de la intemperie creando un microclima y confort óptimos para las cabras. Además de ello, el diseño de las mismas ha de permitir un manejo correcto, en el que podamos separar por lotes y aislar a los animales enfermos.

También debemos tener una serie de consideraciones generales del tratamiento y profilaxis de neumonías. En este sentido se ha de recurrir a una antibioterapia usando el fármaco más efectivo frente al organismo sospechoso del proceso neumónico. El tratamiento inicial se efectuará en base a la experiencia previa, lo que es lo mismo, en traqueales o necropsias. Como tratamiento de soporte a la antibioterapia, se recomienda administrar vitamina E y selenio, broncodilatadores y/o AINE´s (antiinflamatorios no esteroideos), nunca corticoides. Por último, a fin de lograr una adecuada profilaxis, y como hemos indicado previamente, el manejo será correcto, garantizando una nutrición conveniente, administración del calostro preciso, aislamiento de animales enfermos y tras el transporte, evitar sobrepoblación y, muy importante, seguir los protocolos de vacunación establecidos, fundamentalmente frente a micoplasma y pasteurella.

Sergio Martín Martel
Dr. en Veterinaria
Profesor Asociado Facultad Veterinaria ULPGC

 

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies