La Consejería destina 13 millones de euros para desarrollar las zonas rurales y así “mantener la población y la actividad agraria”

El consejero de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas, Narvay Quintero, ha anunciado en rueda de prensa, acompañado del presidente de la Federación Canaria de Municipios (FECAM), Manuel Plasencia, que la Consejería destinará dentro del Programa de Desarrollo Rural (PDR 2014-2020) casi 13 millones de euros (12.970.580) destinados a desarrollar las zonas rurales. “En concreto”, explicó el consejero, “estas ayudas tienen como principal fin apoyar el avance de los servicios básicos de esos territorios, y así fijar y renovar las poblaciones de las zonas rurales”.

Para Quintero, esta es una de las líneas más importantes del PDR porque, entre otras cuestiones, repercute de forma directa en uno de sus principales objetivos: “el avance de zonas que en los últimos años se han ido despoblando al ver sus habitantes más oportunidades fuera de ellas”.

Por su parte, Manuel Plasencia destacó la buena sintonía y la predisposición de la Consejería de Agricultura para llegar a un acuerdo con la FECAM y adecuar estas líneas de actuación a las necesidades reales de los municipios “para, en definitiva, mejorar la calidad de vida de quienes residen en ellos”.

Plasencia aseguró que existen una gran gantidad de necesidades en el medio rural cuya satisfacción es fundamental para mantener la población de estos núcleos. “Si, entre todos, no hacemos un esfuerzo para hacer estas inversiones habrá una mayor despoblación”, insistió.

El presupuesto se dividirá en tres anualidades, según ha manifestado el consejero del área, y a la convocatoria de ayudas, que se publicó el 29 del pasado mes de diciembre de forma anticipada, podrán acceder ayuntamientos, cabildos y reservas de la biosfera. Éstos organismos deberán presentar la solicitud y la documentación requerida hasta el 28 de febrero inclusive.

El consejero de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas desglosó las actuaciones que se pueden llevar a cabo y que abarcan desde el desarrollo de infraestructuras locales y de servicios básicos, incluidos los de ocio y cultura, a la rehabilitación integral de pueblos. “La recuperación del entorno rural, de su patrimonio y de los paisajes rurales es una condición necesaria para aprovechar el potencial de crecimiento de estas zonas y para promover la sostenibilidad de las zonas rurales”, insistió Quintero.

“En definitiva”, continuó, “esta línea del PDR está formada por cuatro submedidas que responden a sendos objetivos: el desarrollo de infraestructuras locales, de servicios básicos locales, la renovación de pueblos y la mejora del patrimonio cultural”. La idea, según el consejero de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas, es fomentar el desarrollo de proyectos de servicios e infraestructuras “que lleven a la inclusión social e inviertan las tendencias de declive social y económico y de despoblación de las zonas rurales”.

En concreto, las cuatro submedidas que se contemplan son la creación, mejora o ampliación de todo tipo de pequeñas infraestructuras, incluidas las inversiones en energías renovables y ahorro de energía; la medida para la creación, mejora o ampliación de servicios básicos locales para la población rural en actividades recreativas y culturales; las inversiones para uso público en infraestructuras recreativas, de información y turísticas; y los estudios e inversiones de recuperación y rehabilitación del patrimonio cultural y natural de las poblaciones, paisajes rurales y de las zonas con alto valor natural.

PDR 2014-2020

El PDR para el periodo de programación 2014-2020 supone para el archipiélago una inversión pública total de 185.294.118 euros, de los que 27,8 millones son de financiación del Estado y de la Comunidad Autónoma de Canarias, y 157,5 millones corresponden al Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (FEADER).

La finalidad principal de la implementación del PDR de Canarias es contribuir precisamente al desarrollo de un sector agrario más equilibrado en cuanto al territorio y al medio ambiente, más respetuoso con el clima y menos dependiente de sus oscilaciones, por lo tanto, más competitivo e innovador.

El PDR se fundamenta en seis objetivos que buscan fomentar la transferencia de conocimientos e innovación en los sectores agrario y forestal, y en las zonas rurales; mejorar la viabilidad de las explotaciones agrarias y la competitividad de todos los tipos de agricultura en todas las regiones, y promover las tecnologías agrícolas innovadoras y la gestión forestal sostenible; además de potenciar la organización de la cadena alimentaria, incluyendo la transformación y comercialización de los productos agrarios.

El consejero de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas desglosó las actuaciones que se pueden llevar a cabo y que abarcan desde el desarrollo de infraestructuras locales y de servicios básicos, incluidos los de ocio y cultura, a la rehabilitación integral de pueblos. “La recuperación del entorno rural, de su patrimonio y de los paisajes rurales es una condición necesaria para aprovechar el potencial de crecimiento de estas zonas y para promover la sostenibilidad de las zonas rurales”, insistió Quintero.

“En definitiva”, continúo, “esta línea del PDR está formada por cuatro submedidas que responden a sendos objetivos: el desarrollo de infraestructuras locales, de servicios básicos locales, la renovación de pueblos y la mejora del patrimonio cultural”. La idea, según el consejero de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas, es fomentar el desarrollo de proyectos de servicios e infraestructuras “que lleven a la inclusión social e inviertan las tendencias de declive social y económico y de despoblación de las zonas rurales”.

En concreto, las cuatro submedidas que se contemplan son la creación, mejora o ampliación de todo tipo de pequeñas infraestructuras, incluidas las inversiones en energías renovables y ahorro de energía; la medida para la creación, mejora o ampliación de servicios básicos locales para la población rural en actividades recreativas y culturales; las inversiones para uso público en infraestructuras recreativas, de información y turísticas; y los estudios e inversiones de recuperación y rehabilitación del patrimonio cultural y natural de las poblaciones, paisajes rurales y de las zonas con alto valor natural.

PDR 2014-2020

El PDR para el periodo de programación 2014-2020 supone para el archipiélago una inversión pública total de 185.294.118 euros, de los que 27,8 millones son de financiación del Estado y de la Comunidad Autónoma de Canarias, y 157,5 millones corresponden al Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (FEADER).

La finalidad principal de la implementación del PDR de Canarias es contribuir precisamente al desarrollo de un sector agrario más equilibrado en cuanto al territorio y al medio ambiente, más respetuoso con el clima y menos dependiente de sus oscilaciones, por lo tanto, más competitivo e innovador.

El PDR se fundamenta en seis objetivos que buscan fomentar la transferencia de conocimientos e innovación en los sectores agrario y forestal, y en las zonas rurales; mejorar la viabilidad de las explotaciones agrarias y la competitividad de todos los tipos de agricultura en todas las regiones, y promover las tecnologías agrícolas innovadoras y la gestión forestal sostenible; además de potenciar la organización de la cadena alimentaria, incluyendo la transformación y comercialización de los productos agrarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR