La Carambola y (II)

Este artículo fue publicado en el Revista Palca nº35. Ver revista completa

En el artículo anterior (AGROPALCA nº 34), hacíamos referencia: al origen y distribución, descripción, variedades, clima, suelo y propagación; en el presente trataremos el cultivo, sus usos, las plagas y enfermedades.

Plantación.– Se recomienda hacer la plantación desde primavera a inicios de verano, a un marco de 5 x 4 m, debiendo mantenerse el tamaño de los árboles con podas anuales.

El uso de estructuras de protección (invernaderos o similares) es muy recomendable, pues reducen considerablemente los daños por viento en la fruta; permiten el uso de las mismas para la realización de parrales altos y posibilitan un mejor control de la mosca de la fruta.

Cultivo en parral en invernadero

Para la elección de variedades, sobre todo si se eligen las que poseen estilo corto, que generalmente son autoestériles, es recomendable intercalar algunas de estilo largo para que haya buen cuajado. La polinización cruzada con variedades de estilo corto y largo se ha demostrado que aumenta el cuajado, incluso, respecto al que se consigue entre variedades de estilo largo.

Riego.– Las plantaciones jóvenes deben mantenerse bien regadas hasta el total establecimiento de los árboles. En plena producción, los requerimientos hídricos se sitúan en torno a los 9500 m3 /ha y año, siendo el período de mayor demanda desde la floración hasta la cosecha. Los riegos se deben distribuir de manera regular y frecuente para evitar la posibilidad de encharcamiento.

Abonado.– De forma orientativa, se puede recomendar la siguiente relación (en gr/planta y día):1,32 N, 0,82 P2O5, 1,32 K2O. En suelos de pH alcalino es frecuente encontrar carencias de hierro y zinc que se corrigen fácilmente aportando quelatos.

Poda.-
Poda de formación.- Los árboles se suelen formar tanto en vaso como en eje central. Deben hacerse despuntes cuando jóvenes para promover la ramificación y eliminar las ramas bajas, dejando un tronco libre de unos 70 cm. En el caso de cultivo en parral, es recomendable que este tenga una altura de 1,80 a 2 m, debiéndose dejar el tallo limpio, eliminando las ramas laterales y, posteriormente, despuntando la planta cerca de la estructura del mismo, dejando aquellas que broten y puedan ser atadas horizontalmente a su armazón, con lo que la fruta queda protegida del viento y se facilita la recolección.

Poda de fructificación y mantenimiento.– Para el control del tamaño se deben realizar labores de despunte y de limpieza de ramas rastreras, secas, mal situadas, etc. La carambola produce flores tanto en madera vieja como en brotes del año, por lo que se puede realizar anualmente, al final del periodo de cosecha, una poda fuerte (a dos-tres yemas) a parte de las ramas para promover nuevos crecimientos con nueva floración y dejando otras para fructificación en madera vieja, logrando así alargar la época de producción al mismo tiempo que se controla el tamaño (similar a lo que sería una poda a pulgar y vara).

Plagas y enfermedades.- La principal plaga es la mosca de la fruta Ceratitis capitata, que tiene una gran incidencia. En algunos lugares de Asia se embolsan individualmente los frutos para su control; en nuestras condiciones podemos usar mosqueros, ya sea tanto como indicadores del nivel de plaga como para su control si los ponemos de forma masiva; o realizando tratamientos cebo periódicos a base de insecticida + atrayente, aplicado a una superficie aproximada de 1 m2 en la cara sur de la copa de uno de cada cuatro árboles distribuidos homogéneamente. Otras plagas frecuentes son las producidas por thrips y ácaros, tanto araña roja como araña microscópica.

No se han observado enfermedades importantes que necesiten control, suele aparecer el moteado rojizo de las hojas, raramente, también presente en frutos en caso de ataques fuertes, de origen fúngico producido por una Cercospora, que no suele causar daños económicos.

Envasado para comercialización

Fruto

 

 

 

 

 

 

 

 

Recolección.- La época normal de recolección en las zonas cálidas de Canarias va desde agosto a febrero; pudiéndose desplazar en el tiempo según las áreas de cultivo y el manejo de la poda de fructificación.

Los rendimientos son muy elevados, entrando en producción al segundo año desde la plantación. En plantas adultas van de 100 a 200 kg/árbol. El fruto tiene una piel delicada por lo que debe manejarse con sumo cuidado y protegerse para evitar roces, tanto de manipulación como de viento, presentando una vida comercial corta.

Mosca de la fruta

Usos.- Las carambolas se consumen principalmente como fruta fresca,siendo una fuente importante de potasio y vitamina C. Su zumo es especialmente refrescante.

Además, se puede usar en ensaladas o para adornar y acompañar a platos de carne. Procesada se utiliza en forma de salsas y mermeladas. También se puede secar y conservar en lata.

Pedro Modesto Hernández Delgado
Departamento de Fruticultura Tropical
Instituto Canario de Investigaciones Agrarias (ICIA)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR