Incidencia en campo del virus de la lagarta de la platanera (Chrysodeixis chalcites) I

Este artículo fue publicado en el Revista Palca nº32. Ver revista completa

Este artículo es el primero de una serie de notas divulgativas que tenemos intención de compartir en esta revista, acerca de los avances en la investigación sobre plagas de platanera que se están obteniendo gracias a la colaboración entre el Instituto Canario de Investigaciones Agrarias (ICIA) y la Asociación de Organizaciones de Productores de Plátanos de Canarias (ASPROCAN).

Varios de estos trabajos se han centrado en la lagarta de la platanera (Chrysodeixis chalcites), en el marco, además, de la realización de una tesis doctoral (ver AGROPALCA nº 23, octubre-diciembre 2013, p. 20) y del desarrollo de proyectos sobre este tema, debido a la importancia que tiene esta plaga para dicho cultivo.

Los problemas ocasionados por este insecto en su fase de larva son los daños que produce al alimentarse de las hojas de las plantas jóvenes (especialmente en plantas micropropagadas recién plantadas), pero más que nada, sobre la fruta, a la cual hace perder su calidad comercial. El control habitual con productos fitosanitarios tiene eficacia limitada, debido al desarrollo de resistencia a las materias activas utilizadas y a la dificultad de alcanzar al insecto con los tratamientos, cuando se encuentra dentro de las brácteas del racimo en y/o en zonas muy altas de la planta. Estas sustancias, además, suelen ser perjudiciales para los enemigos naturales de la plaga y otros insectos beneficiosos, como las abejas, y dejan residuos en el cultivo y el medio ambiente.

En el marco de la gestión integrada de plagas, de obligado cumplimiento en el momento actual, se ha venido fomentando el desarrollo de alternativas al uso de pesticidas, que deben utilizarse en forma prioritaria a estos. Las medidas incluyen: métodos preventivos (principalmente culturales), uso de organismos de control biológico, aplicación de sustancias repelentes o atrayentes, y utilización de trampas de feromonas. Dentro de los enemigos naturales que se conocen para C. chalcites, destaca el virus ChchSNPV, patógeno de insectos y específico para la lagarta de la platanera, es decir, que no afecta a otros organismos vivos (como organismos no objetivo, agentes de control biológico, o el ser humano). Por todo ello, es ideal para el desarrollo de un producto bioinsecticida para su control, proceso actualmente en curso en colaboración entre investigadores de la Universidad Pública de Navarra y del ICIA, en base a un aislado autóctono de las islas Canarias.

Para el mayor conocimiento de la relación virus-plaga, se han investigado diferentes aspectos, tanto en campo como en laboratorio. En esta nota se presentan los resultados de uno de estos trabajos: el estudio de distribución e incidencia del ChchSNPV en poblaciones naturales de C. chalcites del archipiélago.

Para ello,se realizaron 81 prospecciones en cultivos de platanera de las cinco islas productoras de plátanos: 20 localizaciones en Tenerife,16 en La Palma,14 en Gran Canaria, 6 en la Gomera y 6 en El Hierro, a lo largo de 2 años. Todos los puntos fueron visitados al menos una vez, y en los sitios de mayor incidencia de lagarta se realizaron dos o más muestreos. En estas salidas se recogieron larvas, que fueron mantenidas en condiciones de laboratorio (25 ± 2ºC de temperatura, 70 ± 5% de humedad relativa y régimen de 16 horas de luz: 8 de oscuridad), sobre dieta artificial, elaborada según lo indicado por Cabello et al.(1988).

La mortalidad de las orugas por virus se fue registrando (es decir, la cantidad de ellas que iban muriendo por esta causa), y cada una se individualizó y analizó mediante extracción de su ADN y aplicación de enzimas de restricción. Este método permitió identificar los diferentes aislados virales que puedan estar presentes.

En Tenerife se recolectaron 1834 larvas, de las cuales murieron por virus un 3,1% (56). En La Palma se recogieron 503, muriendo por esta causa el 1,8% (9 individuos), una incidencia similar al 1,6% encontrado en La Gomera, donde de las 63 que se trajeron de campo, murió 1. En el caso de El Hierro, se observó una alta incidencia natural de virus (13,8%), que ocasionó la muerte de 37 de las 269 larvas que se cogieron. En Gran Canaria no se detectaron aislados virales en ninguno de los individuos recogidos.

En total,se obtuvieron 103 aislados virales de ChchSNPV procedentes de las larvas de campo, de los cuales se identificaron 93 mediante su perfil de restricción. Estos se asignaron a cada uno de los cinco tipos del virus que se han encontrado en Canarias: ChchSNPV-TF1,-TF2,-TF3,-TF4 y -TF-5. En este trabajo se encontró que 76 de los aislados virales identificados (un 82,7%) se correspondían con el tipo ChchSNPV-TFI, otros 11(11,8%) pertenecían al perfil ChchSNPV-TF2, 3 poseían el ChchSNPV-TF3 (3,2%) y 3 (3,2%) eran del ChchSNPV-TF5. No se encontraron aislados correspondientes al tipo ChchSNPV-TF4.

En cuanto a su distribución, el ChchSNPV-TF1 estaba presente en Tenerife, La Palma y El Hierro, siendo claramente el tipo identificado con mayor frecuencia. El ChchSNPV-TF2 se encontró en Tenerife y LaPalma, elChchSNPV-TF3 se detectó en Tenerife, La Gomera y el Hierro, y el ChchSNPV-TF5 solo estaba en El Hierro.

Los resultados obtenidos coinciden con los datos de una prospección previa, realizada por Bernal et al. (2013), para determinar la naturaleza y las proporciones de los aislados de ChchSNPV presentes en las poblaciones naturales de C. chalcites de Canarias.

Del trabajo realizado se puede concluir que existe infección natural por ChchSNPV en poblaciones de lagarta de la platanera de Canarias, pero que esta se produce en baja proporción. Por otro lado, se observa una clara predominancia del tipo de aislado ChchSNPV-TF1, que además de ser el de mayor prevalencia y dispersión es el más patogénico y virulento. Por ello, se ha seleccionado como materia activa para, entre la Universidad Pública de Navarra y el ICIA, desarrollar conjuntamente un bioinsecticida para el control de la lagarta de la platanera.

Referencias:
– Bernal, A.; Williams, T.; Hernández-Suárez, E.; Carnero, A.; Caballero, P.; Simón, O. 2013. A native variant of Chrysodeixis chalcites nucleopolyhedro- virus: The basis for promising bioinsecticide for control of C. chalcites on Ca- nary Islands’ banana crops. Biological Control 67, 101-110.
– Cabello, T.; Hernández, M.D. 1988. Actividad de alimentación de las larvas de Agrotis segetum (Denis ySchiffermüller) y A. ipsilon (Hufnagel) (Lepidop- tera:Noctuidae) y niveles de daños en maíz. Boletín de Sanidad Vegetal Plagas 14, 295-305.
– Fuentes Barrera, E.G. 2013. Una nueva alternativa en el control de la lagarta de la platanera. Revista Agropalca nro. 23, octubre-diciembre, 20.

Estrella Hernández Suárez, Dra. en Biología – Ernesto Fuentes Barrera, Ing. Agrónomo – Ana Piedra-Buena Díaz, Dra. Ing. Agrónoma
Dpto. Protección Vegetal ICIA

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies