Historias de un ron y de una familia

Ron Aldea comienza su andadura en el año 1936 en La Aldea de San Nicolás de Tolentino (Gran Canaria). Entonces era llamado El Ron de la Aldea. Es Don Manuel Quevedo Alemán (bisabuelo de la familia) quien formula la primera botella de Ron Aldea.

Años después y tras varios cambios en la empresa, la marca desaparece y el negocio se cierra.

A mediados de los cincuenta, Don Carmelo Quevedo (abuelo de la familia) se traslada a vivir a la isla de La Palma, llevándose con él gran parte del legado familiar y entre éste, el alambique utilizado por primera vez para elaborar el ron de la Aldea.

A finales de los cincuenta, un hijo de Don Carmelo, Don José Manuel Quevedo Hernández (padre de la familia), se muda también a La Palma con la intención de ayudar a su padre en el negocio familiar de la producción de miel de caña. Empiezan entonces también a trabajar en una fábrica de ron, ajena a la familia.

Unos años más tarde, en 1969, Don José Manuel Quevedo Hernández, tras heredar el legado familiar y recuperar nuevamente la marca, elabora el primer Ron Aldea en la isla de La Palma. Producción que continuará de forma ininterrumpida hasta hoy en día.

En el año 2001, Don José Manuel Quevedo Rodriguez, toma las riendas de la compañía. A fecha de hoy, él y su hermana, María Jesús Quevedo Rodríguez (cuarta generación de la familia Quevedo), continúan con el legado familiar produciendo Ron Aldea.

ron-aldea

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies