El Cabildo fomenta el cultivo del tagasaste en Garafía dentro del Plan Forrajero de La Palma

El vicepresidente insular, Anselmo Pestana, anuncia la contratación de un servicio de limpieza y desbroce de una serie de parcelas en el municipio norteño para el cultivo de esta planta

El Consejo de Gobierno del Cabildo de La Palma ha aprobado la contratación del servicio de limpieza y desbroce de una serie de parcelas en el municipio de Garafía para la recuperación del cultivo de tagasastes dentro del Plan Forrajero de La Palma.

Así lo ha dado a conocer el vicepresidente del Cabildo y consejero insular de Infraestructuras, Anselmo Pestana, quien destacó que el objetivo de este contrato es la realización de una actuación de limpieza y desbroce de una serie de terrenos en el citado municipio norteño para reimplantar o recuperar el cultivo de tagasastes en dichas parcelas,  que abarcan una superficie total de 86.680 metros cuadrados, para su aprovechamiento como forraje. El presupuesto previsto para esta actuación es de 8.668 euros.

Cabe recordar que en mayo de 2017, el Cabildo de La Palma, la Consejería de Agricultura, Ganadería y Pesca del Gobierno de Canarias y la Asociación Española de Criadores de Ganado Selecto de Raza Palmera firmaron un convenio de colaboración para la ejecución del Plan Forrajero de Canarias, que dota al sector de un instrumento para la consecución de un objetivo tan necesario como es la autosuficiencia forrajear.

Pestana destacó que este objetivo persigue reducir la dependencia del exterior, debido a los constantes cambios que se producen en los precios de mercado de los insumos, transportes y las posibles variaciones en las ayudas públicas, contribuyendo así a la sostenibilidad del sector ganadero de La Palma.

El Plan Forrajero establece una línea de actuación, que contempla la participación de fincas colaboradoras. El Plan pretende conocer la capacidad productiva insular para abastecer el mercado local de forrajes. Por eso se deben realizar ensayos agronómicos con las distintas especies forrajeras, en este caso el tagasaste, de forma que se pueda determinar la capacidad productiva y el comportamiento agronómico de esta especie forrajera en dichas parcelas para que los agricultores o ganaderos colaboradores puedan planificar qué especies o variedades utilizar en función de las características específicas de sus explotaciones o parcelas, y de su rentabilidad esperada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies