CONECT-e, una Web que pretende evitar la pérdida del Conocimiento Tradicional

Este artículo fue publicado en el Revista Palca nº37. Ver revista completa

Con la desaparición inexorable de aquellas personas que conocieron y practicaron la agricultura tradicional en Canarias, se pierde, desgraciadamente, todo un baúl de conocimientos que en su mayoría no han sido recogidos. Nociones sobre variedades tradicionales, rotaciones, prácticas de cultivo… en definitiva, un saber ecológico tradicional que con seguridad nos pudiera proporcionar claves a aplicar en la agricultura que desarrollamos en la actualidad en las islas y que de ninguna manera debemos despreciar.

Por conocimiento tradicional entendemos el conjunto de principios, valores, creencias y prácticas concebidas a partir de la experiencia de adaptación al entorno local a lo largo del tiempo, compartidas y reconocidas por una comunidad, transferidas de padres a hijos, en la mayoría de los casos de manera oral. Este canal de transmisión entre generaciones se ha visto fracturadoen las últimas décadas. En la época en la que vivimos, parece que sólo es válido aquel conocimiento que está escrito y, además, es accesible desde cualquier lugar por medios digitales, de manera inmedia ta. De igual forma, en los últimos años, se han desarrollado diversas experiencias de lo que se ha venido a llamar “ciencia ciudadana”, es decir, aquella en la que se establece un vínculo colaborativo entre científico-voluntarios-ciudadanos, con esta metodología se obtiene una mayor implicación de las partes y accesibilidad a la información generada. Un ejemplo aplicado muy generalizado de este tipo de ciencia es la Wikipedia.

Las plantas han compartido historia y cultura con las poblaciones que las “crearon” y gracias a los agricultores se han conservado hasta hoy un gran número de las denominadas variedades locales, tradicionales o antiguas. Estos calificativos vienen a definir una estrecha relación con la cultura del lugar. En las últimas décadas se han instaurado políticas de conservación de estas variedades, sin embargo, esa preocupación no siempre va acompañada de una concienciación por salvaguardar la diversidad cultural asociada. A pesar de que en 1992, con el Convenio de Diversidad Biológica, se promueve preservar los conocimientos, hay que esperar hasta 2013, para que, desde el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, se ponga en marcha el Inventario Español de los Conocimientos Tradicionales relativos a la Biodiversidad, donde se recopilan los que han sido publicados. Respecto a las plantas cultivadas hemos tenido que esperar hasta 2017 para que se inicien los trabajos del Inventario Español de los Conocimientos Tradicionales relativos a la Biodiversidad Agrícola.

Combinando ambos aspectos, para evitar la pérdida de los saberes populares sobre los cultivos y la ciencia ciudadana, se ha puesto en marcha, en este año 2017, una experiencia de recogida de información innovadora. Se trata de que cualquier ciudadano pueda aportar sus conocimientos o los que haya recopilado de sus conocidos y familiares, sobre las plantas y las variedades tradicionales. Este proyecto se materializa en la Web CONECT-e (CONocimiento ECológico Tradicional), que es accesible en la dirección www.conecte.es.

Instituciones de índole científica (como las Universidades Autónomas de Barcelona y Madrid) junto con la Red de Semillas “Resembrando e intercambiando”,  han trabajado juntos para co-diseñar el proyecto. Se trata de una plataforma Web, tipo Wikipedia, en la que se recopila y comparte el conocimiento tradicional. En ella cabrá toda la información relacionada con plantas, animales, hongos, variedades cultivadas, ecosistemas, minerales e indicadores de cambio climático. Cada ficha generada tiene información en relación a una descripción popular, formas de usos, manejo, imágenes, documentos de interés y un mapa de localización. Cualquier persona con acceso a internet puede darse de alta y aportar lo que considere oportuno, así como comentar o valorar las explicaciones escritas por otro usuario. Pese a que han sido los expertos los que han comenzado a realizar aportaciones, lo que realmente se busca son las pequeñas contribuciones de la ciudadanía, aquellas del tipo “en mi pueblo…; mi padre o mi abuelo lo hacía…”.

Las Redes de Semillas de Canarias (la de Tenerife y La Palma) han tenido mucho protagonismo en la puesta en marcha de la Web, de manera que ya están incluidas fichas de 90 variedades locales de Canarias, desde la Lechuga Negra de La Palma, a la papa Borralla de Tenerife, pasando por ñames, batatas, almendras, peras, manzanas, judías, higos, lentejas, chícharos… Como muestras de fichas completas encontramos las de: Papa Negra, Buabango y Boniato Saucero. Ya solo falta que accedamos a la Web para que, con muy poco esfuerzo, vayamos completándolas con la valiosa información que tienen nuestros mayores, todas las aportaciones serán bienvenidas. No hemos de permitir que se pierda este capital de conocimientos que atesoran nuestros “sabios de la tierra”.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies